ABU SIMBEL
ABU SIMBEL

Abu Simbel, Egipto

En 1954, el presidente Nasser lanzó un grandioso proyecto para realizar el bloqueo del río Nilo, con el objetivo de suministrar alimentos y energía a 25 millones de habitantes. La presa de Assuan habría garantizado una gran reserva de agua y, sobre todo, la energía necesaria para el crecimiento industrial del país.
Sin embargo, el proyecto supuso el sacrificio de una parte del pasado: el aumento de nivel del futuro Lago Nasser habría causado la inundación de Nubia. Todos los sitios arqueológicos, todos los templos extraordinarios, todas las tumbas con los suntuosos frescos se habrían sumergido por siempre, arrastrando consigo la historia de una civilización.
En 1959, los gobiernos de Egipto y Sudán hicieron un llamado a UNESCO para obtener apoyo financiero y ayudar a llevar a cabo el rescate de los Templos de Nubia. En 1960, Vittorino Veronese, Director General de UNESCO, lanzó la convocatoria para el rescate y 113 países respondieron positivamente.
UNESCO y el gobierno egipcio publicaron una convocatoria para la presentación de propuestas relativas al rescate de dichos monumentos; se eligió el proyecto sueco que contemplaba el desmantelamiento de los templos cortándolos en bloques y la posterior reconstrucción en el nuevo sitio. Para realizar este proyecto, se convocó una licitación, invitando a las empresas de construcción más importantes.

El objetivo del proyecto era seccionar la montaña y desplazar ambos Templos 280 metros más atrás y 65 metros más arriba, preservando su orientación original con respecto a las estrellas y el sol.

Proprietario UNESCO - MINISTERIO DE LA REPÚBLICA DE EGIPTO.
Contratista ABU SIMBEL J.V.
Duración de los trabajos 1966 - 1968

El primer paso fue la construcción de un cofferdam (dique) de 370 m de longitud y 25 m de altura para proteger el área de los templos del aumento de nivel de las aguas del Nilo. Se necesitaron 380,000 m3 de roca y arena y 11,000 m2 de tablestacas de acero.
La mayoría del trabajo de excavación se realizó sin la ayuda de explosivos para no poner en peligro la estabilidad de los templos debido a las vibraciones: la única solución fue el uso de martillos pneumáticos manuales. Tanto el interior como la fachada del templo tuvieron que ser cortados con serruchos.
El templo fue finalmente reconstruido dentro de una estructura artificial, equipada con arcos protectores y cúpulas de hormigón, realizadas con criterios innovadores.

Intervención de Trevi

El Grupo Trevi ha participado en esta obra grandiosa (a través del "Ing. Giovanni Rodio e C.") adquiriendo los contratos relativos a las obras especiales para el refuerzo de la piedra arenisca, la instalación de las barras de anclaje y de levantamiento y los tratamientos superficiales de la rocas con resinas sintéticas.
"Rodio" realizó dos tipos de trabajos, el primero comprendía 1010 bloques y se ocupó de los marcos de las fachadas de los templos, mientras que el segundo comprendía un total de 5840 bloques que incluían el área más amplia que forma parte de la colina alrededor de los templos.

Los trabajos, que comenzaron en 1964, finalizaron cuatro años más tarde: los dos templos fueron inaugurados el 2 de septiembre de 1968 por el Director General de UNESCO, René Maheu.

Solicitar información
Trevi S.p.A. 5819, Via Dismano 47023 Cesena Italy | Tel. +39.0547.319311 Fax +39.0547.319313
Cookies help us to provide our services. Using these services, you agree to the use of cookies on our part.. Info
}